Científicos argentinos trabajan para mejorar los celulares